Juan XVIII [Fasano]

Juan XVIII [Fasano]. (Roma, ?- id., 1009) Papa (1004-1009). Consiguió restablecer la unión con Bizancio, pero tuvo conflictos con Roberto el Piadoso, con motivo de los privilegios de la abadía de Fleury-sur-Loire. A petición de Enrique III erigió el obispado de Bamberg para la evangelización eslava.

Camilo Boito

Camilo Boito. (Roma, 1836 - Milán, 1914) Narrador, arquitecto y crítico de arte italiano. Hermano mayor del poeta y compositor musical Arrigo Boito, tras cursar estudios de arquitectura en la Academia de Bellas Artes de Venecia emprendió un prolongado viaje de formación por el territorio de la Toscana. Ocupó, a partir de 1860, el puesto de profesor de arquitectura en la Real Academia de Milán.

Entre sus obras arquitectónicas destacan el Museo de Padua y el palacio de la Debite, así como la restauración de varios monumentos como la iglesia de San Antonio de Padua. Publicó diversos tratados que le convirtieron en uno de los más penetrantes críticos de su época: Escultura y pintura de hoy (1877) Arquitectura del medievo en Italia (1890), y Leonardo e Michelangelo (1878).

Sus narraciones breves, en que mostró su predilección por los ambientes terroríficos y las situaciones macabras, han sido comparadas con algunas obras de Iginio Ugo Tarchetti. Sin embargo, en Boito se aprecia mayor introspección psicológica en los personajes y un distanciamiento irónico. Entre ellas se encuentra Senso, nuevos cuentos vanos (1883), obra que dio lugar a la película Senso, de Luchino Visconti. Previamente había publiado Cuentos vanos (1876), y en la misma línea publicaría después El alma de un pintor (1885).

Constancio I Cloro

Constancio I Cloro. (Cayo Fabio Valerio Constancio; ?, 225-York, actual Reino Unido, 306) Emperador romano (293-306). Fue nombrado césar, por Maximiano, y se convirtió en uno de los cuatro gobernantes del Imperio Romano según la nueva estructura de poder instaurada por Diocleciano. Como ayudante de Maximiano, que era su augusto, Constancio se hizo cargo de la Galia y de Britania. Se enfrentó a la tarea de recuperar el control de esta última provincia, así como los diversos puertos de la Galia que habían caído en manos del usurpador Carausio, lo que logró en el 296. Tras la renuncia al poder de Diocleciano, en el 305, Maximiano tuvo que atenerse a la ley y hacer lo propio, gracias a lo cual Constancio se convirtió en uno de los dos nuevos augustos, pero no estuvo de acuerdo en los nombramientos de los nuevos césares a cargo del otro augusto, Galerio. A su muerte, acaecida en combate contra una incursión de los pictos, el ejército aclamó a su hijo Constantino como augusto.

María de Médicis

María de Médicis. (Florencia, 1573-Colonia, actual Alemania, 1642) Reina de Francia. Hija del gran duque de Toscana, en 1600 casó con Enrique IV rey de Francia, con quien no se llevó bien a causa de la vida disipada de éste. Tras el asesinato del monarca, María asumió la regencia del reino hasta que su hijo, Luis XIII alcanzase la mayoría de edad.

Para gobernar se rodeó de personas de origen italiano, destituyó a Sully y dominó a los restantes ministros de Enrique IV, pero no pudo hacer lo mismo con el resto de los magnates del país, que se quejaban de no poder intervenir en las funciones de gobierno. Ello, unido a una política exterior considerada proespañola, provocó la unión de los grandes de Francia con los hugonotes protestantes, que empezaron a formar un ejército.

La reina hubo de ceder ante la presión, y suscribió el tratado de Sainte-Ménehould en 1614, pero tras ello maniobró hábilmente para impedir que los críticos fueran elegidos para los Estados Generales, beneficiándose de lo desorbitado de sus peticiones. La división de los críticos permitió a María disolver los Estados Generales en 1616, lo que unido a la boda del rey con una infanta española acabó por encender la revuelta de la nobleza y los hugonotes.

Los ejércitos reales al mando de Richelieu actuaban con eficacia contra los rebeldes, cuando Luis XIII, cansado de que su madre gobernara sin consultarle cuando él ya había asumido sus funciones, decidió eliminar al grupúsculo de poder italiano e hizo asesinar a Concini y ejecutar a Leonora Galigai bajo la acusación de brujería.

La reina madre y Richelieu fueron desterrados al castillo de Blois, desde donde ella ejerció una dura oposición contra su hijo hasta la reconciliación en 1620; a partir de entonces trató de influir en el rey contra su antiguo colaborador, Richelieu, para que se aliase con España, pero fracasó en la Journé des Dupes, tras la cual ella y su otro hijo Gaston hubieron de exiliarse.

Atras -- Siguiente